Blog

Carta Abierta

¡Los retos y experiencias de estudiar en el extranjero!

Por: Luany Orozco

¡Hola a todos! Mi nombre es Luany, actualmente tengo 24 años y soy una chef pastelera panameña. En el 2017 tuve la oportunidad de estudiar en el extranjero, específicamente en Suiza; a través de una oportunidad que se me presentó a través de una beca para estudiar una especialización en pastelería suiza y chocolate, en la escuela de Culinary Arts Academy Switzerland.

En el momento de aplicar a la beca de estudios, yo me encontraba estudiando mi último cuatrimestre de la carrera en artes culinarias, el cual culminé con mi presentación de tesis un día antes de mi viaje a Suiza. Esta es la profesión que escogí y la amo con todo mi corazón; pero si me preguntan yo empecé a descubrir que me gustaba la pastelería, ya estando en mi último año de carrera universitaria, porque sentía que mi personalidad tenía muchas cualidades que eran parecidas a lo que caracteriza esta área de las artes culinarias, como la extrema paciencia; la orientación a los detalles; la sutileza como la que llevan ciertos procesos y contrastes alegres, como los que sienten las personas al comer y las preparaciones dulces representan al igual que la comida, celebración, amor y el compartir experiencias únicas y especiales. Creo que esos factores me inspiraron a escoger este camino como aquel en el que quiero seguir aprendiendo y creciendo profesionalmente.

Desde que era una niña, mi sueño siempre fue viajar y ver que había más allá de mi país de nacimiento. Mucho antes de irme a Suiza, ya había viajado, pero por un período corto y con un familiar; pero esta experiencia fue algo de otro mundo, esta oportunidad llegó a mí en el momento correcto y gracias a Dios; insistí y no me di por vencida, ya que dos veces apliqué a la beca y no tuve la dicha en el primer intento, pero a la segunda lo logré. No les miento, cuando supe que me iba a ir de mi país por un año, yo sola; sin mi familia, a la incertidumbre de lo que me iba a encontrar al llegar allá, sentí nervios; un poco de miedo; no cabía en mis emociones; mi nivel de inglés no era malo, pero tampoco tan avanzado como lo es hoy;  era una joven muy tímida y que no se atrevía a hacer muchas cosas, muy indecisa; esa era yo hace 3 años. 

Cuando empecé el proceso para irme a la universidad afuera, tuve que hacer una prueba de inglés, papeleos de la universidad, asistir a reuniones informativas sobre el país al que iba, sobre la escuela, el cambio de moneda, la cultura, vestimenta recomendada por las estaciones, algo que yo veía como ¡WAO! me encanta, sinceramente estaba tan fascinada y creía que tal vez estaba soñando. Y en todo este proceso, incluyendo la traducción oficial de documentos, estuvo muy presente The U For You; de verdad quiero agradecerles mucho por todo lo que hicieron por mí, inclusive me dieron asistencia en el vuelo, que tenía que tomar a la Universidad y hoy en día, ya pasados tres años, sigo con ellos, aportándoles este testimonio que espero les sirva de inspiración a muchos a dar ese salto, a atreverse a experiencias nuevas; créanme no se van a arrepentir y marcará mucho sus vidas.

Y si me preguntan cómo marcó mi vida grandemente, tener la experiencia de estudiar y vivir fuera de mi país; les sigo contando:

  • Llegar a un ambiente multicultural. El escenario que se veía en la universidad a la que asistí, era muy diverso. Admito que me daba nervios sentarme con muchas nacionalidades al mismo tiempo y les cuento que era porque no comprendía bien ¡tantos acentos en inglés! Y me río escribiendo esto porque muchas veces le pedía el favor a uno de mis amigos que viajó conmigo, ya que es profesor de inglés y me diera traducciones cortas (viajé con dos panameños más, lo cual me hizo la experiencia más divertida). De estos escenarios multiculturales mi apertura hacia el idioma inglés se hizo tan grande, que yo misma no creía cuando finalmente les podía entender a todos completamente y hablar sin complejos; además de que hice amistades muy sólidas y aprendí mucho de ellas y ellas de mí.
  • Aprendí un nuevo idioma. En Suiza se hablan cuatro idiomas oficiales: alemán, italiano, francés y romanche. Entonces en mi caso aprendí alemán básico y me gustó tanto que, lo he visto como un reto e intento seguir aprendiéndolo, además que me sirvió mucho mientras estuve trabajando en un hotel del país, lo que me ayudó a comprender mucho mejor a las personas que trabajaban en él y poder ser capaz de intercambiar palabras con ellos. Además de que cada vez que salía a recorrer lugares en donde se hablaba alemán lo practicaba, inclusive si la pronunciación no era la mejor o me confundía en las palabras. Por ejemplo: Una vez pedí una mesa en vez de una bolsa en un local de comida y se rieron de mí y yo ¡también! cuando me di cuenta lo que estaba pidiendo con tanta seguridad.
  • Me volví más independiente y segura de mí misma. Hay momentos en la vida que te hacen dudar claro está, pero vivir sola y tener que afrontar ciertas situaciones y tomar tus propias decisiones, creo te hace crecer mucho más como persona y empezar a descubrir y a saber qué te gusta hacer, lo que te motiva, quién eres tú; alguna vez se han hecho la pregunta ¿quién soy yo? Creo se sorprenderían.  También me permitió ver aquellas cosas que quisiera lograr y parte de ello es que un día creé el Bucket List de mi vida, con cosas que quiero lograr o me gustaría que llegaran a mi vida con el favor de Dios.
  • Descubrir lugares nuevos y abrirte a la aventura. Creo que si no hubiera salido de mi zona de confort y la vida no me hubiese obligado a estar sola en un escenario diferente en el pasado, no hubiera tenido tantas aventuras y experiencias únicas; descubrir lugares nuevos; viajar a sitios que nunca pensé ir; vivir la experiencia a través de locales. La experiencia más genuina de estar en un país extranjero es la de saber cómo vive el local y yo tuve la dicha de conocer personas suizas o expatriados, que hoy en día son prácticamente mi familia o personas muy cercanas y sólo estoy muy agradecida con la vida por eso. Además de convertirme en una persona más aventurera, más abierta a tomar nuevas oportunidades y a arriesgar un poco, porque como dice la frase el que no arriesga no gana y esto se aplica tanto a nivel personal como profesional.
  • Oportunidades profesionales y un mejor CV. Gracias a poder estudiar y especializarme en una rama que en mi país ha sido de desarrollo reciente, muchas de las tendencias que yo aprendí o técnicas, estaban empezando a ser más utilizadas cuando volví y el hecho de que mi CV tenía un valor agregado diferente, me empezó a abrir puertas; inclusive para volver a pisar escenarios internacionales a través de una competencia internacional en la que participé y me llevó hasta ¡Emiratos Árabes Unidos!; nunca imaginé poder ir a Medio Oriente, creo que lo tenía en mis planes, pero la vida me los adelantó por razones del destino y me gustaría volver; creo que es un país con muchos contrastes lindos y personas increíbles. A partir de esta experiencia, fui expuesta en medios de comunicación y más personas empezaron a escuchar de mí. Conseguí muchas entrevistas de trabajo, participé en eventos de compañías grandes como la Nestlé y entre una experiencia y otra, llegué a ser chef chocolatera de una compañía de chocolates panameños.

Actualmente estoy retomando un emprendimiento personal que surgió en el 2017 poco antes de irme a Suiza, llamado Limón y Miel @limonymiel_bylu, cuyo nombre lo hice inspirado en una persona especial, que hoy en día no se encuentra conmigo. En este proyecto busco aportar un poco de mi estilo de pastelería, en otra faceta que me gusta mucho, que es elaborar pasteles y otras confecciones para celebraciones, en un estilo en lo posible único y diferente por el momento, pero tengo planes futuros con este proyecto enfocado a una transformación digital combinada con experiencias educativas. Si me preguntasen si cambiaría algo de mi experiencia en el extranjero; les diría que no cambiaría nada, incluyendo las malas experiencias y ciertos episodios difíciles que tuve que atravesar; porque sí, muchas cosas pueden pasar y no todo será perfecto, pero lo importante es quedarse con aquellos recuerdos positivos y aprendizajes obtenidos. Si no hubiese pasado por todo este camino, y lo que viví en él, creo que no sería para nada la persona que soy hoy en día.

Estamos en tiempos un poco inciertos debido a una pandemia global este 2020, pero les digo, que aprovechen el tiempo, como yo lo hice con ustedes escribiendo estas palabras, que espero puedan impactar positivamente sus vidas y reflexionen sobre sus objetivos, sueñen, atrévanse, pongan sus ideas en acción y sobretodo siempre intenten mirar el lado positivo. Yo los invito a que si tienen ese sueño como yo de salir de sus fronteras, abrirse a la aventura y vivir experiencias únicas, atrévanse a viajar, conocer y estudiar algo nuevo que les apasione; créanme desarrollarán habilidades que tal vez desconocían de ustedes y les ayudará a crecer mucho de forma integral. El futuro y las oportunidades esperan para aquellos que están listos en el momento y tiempo correcto, no se olviden de eso y sobretodo tengan mucha fe, que todo en la vida llega a quien sabe esperar y trabajar por ello.

Con mucho cariño,

Luany

¡Si estás en busca de eso que te apasiona pero aún no lo has encontrado no dudes en contáctarnos!

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: